Argentina, donde Gran Bretaña siempre perdió

Argentina, donde Gran Bretaña siempre perdió
Legado-Deber

martes, 7 de marzo de 2017

COMIENZA A REACCIONAR EL PUEBLO



COMIENZA A REACCIONAR EL PUEBLO


Cuando el pueblo se de cuenta que no necesita de políticos, sindicalitas, líderes religiosos, etc., habrá madurado y estará listo para entrar en el tercer milenio.

Que surjan cabildos y que el pueblo comience a gobernarse a sí mismo, a buscar su propio y verdadero bien, ese bien que ni políticos ni sindicalistas, ni líderes religiosos ni nadie le va a procurar porque todos son cerdos embusteros preocupados por satisfacer sus ambiciones.


 Con lo ocurrido hoy en la marcha y acto de las centrales obreras, podemos ver claramente la Verdad expuesta en la realidad.

 Los sindicatos, como venimos diciéndolo hace tiempo, son corporaciones o sectas al servicio de pocos.

 Como sucede con los partidos políticos, solo unos pocos se benefician al apoderarse de las organizaciones y utilizarlas para sus intereses y ambiciones personales.

 Es muy bueno que los mismos obreros reclamaran a los líderes que hicieran lo que corresponde, organizar un paro general.

 La gente en general esta cansada de tanto chanta dedicado a la política, de tanto cerdo aprovechador en todo ámbito.

 Si bien antes, muchos no se daban cuenta de la realidad, ahora que golpea, todos comienzan a conocerla, y ahí es donde el pueblo adormecido comienza a despertar.

 La marcha y acto de hoy sirvió para que los cerdos líderes comprendieran que ya todos se han dado cuenta que no representan mas que a sus intereses, vicios, ambiciones, perversiones.

 Van a tener que hacer lo que les corresponde o serán desplazados y perderán el poder que creían tener.

 Es bueno que el pueblo haya reaccionado y se haya expresado, eso es expresión de madurez y es expresión de democracia real.

 Fuera los cerdos, ni políticos ni sindicalistas representan  las personas, son como las religiones devenidas en sectas en estos tiempos.

 Vientos nuevos soplan, resurge la esperanza, viendo que el pueblo reacciona, se pone de pie para defender sus intereses y reclamar por sus derechos.

Cuando el pueblo se de cuenta que no necesita de políticos, sindicalitas, líderes religiosos, etc., habrá madurado y estará listo para entrar en el tercer milenio.

Es hora que surjan cabildos y que el pueblo comience a gobernarse a sí mismo, a buscar su propio y verdadero bien, ese bien que ni políticos ni sindicalistas, ni líderes religiosos ni nadie le va a procurar porque todos son cerdos embusteros preocupados por satisfacer sus ambiciones.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario